¿Cuáles son las Clases de Auditoría?

En los últimos años, la rápida evolución de la auditoria ha generado algunos términos que son poco claros respecto de los contenidos que expresan. Además, este proceso evolutivo ha provocado, en la actividad de la revisión, la especialización de la auditoria según el objeto, destino, técnicas, métodos, etc., que se realicen. Así, sin ánimo de ser exhaustivos, se habla de auditoria externa, auditoria interna, auditoria operativa, auditoria pública o gubernamental, auditoria de sistemas, etc. Una breve referencia de cada una de las modalidades descritas nos aclara los diferentes enfoques.




1. Auditoria externa o auditoria legal

Examen de las cuentas anuales de una empresa por un auditor externo, normalmente por exigencia legal.

La definición de auditoria externa que recoge L. Cañibano, de aceptación generalizada, es la siguiente: «El objetivo de un examen de los estados financieros de una compañía, por parte de un auditor independiente, es la expresión de una opinión sobre si los mismos reflejan razonablemente su situación patrimonial, los resultados de sus operaciones y los cambios en la situación financiera, de acuerdo con los principios de contabilidad generalmente aceptados y con la legislación vigente».

Algunos autores, como J. L. Larrea y A. S. Suárez, califican la auditoria como externa por su condición de legalidad y porque el auditor es ajeno a la empresa; mientras que otros autores lo hacen por los efectos que ella produce frente a terceros (inscripción en el Registro Mercantil).

2. Auditoria interna

Control realizado por los empleados de una empresa para garantizar que las operaciones se llevan a cabo de acuerdo con la política general de la entidad, evaluando la eficacia y la eficiencia, y proponiendo soluciones a los problemas detectados.

La auditoria interna se puede concebir como una parte del control interno. La realizan personas dependientes de la organización con un grado de independencia suficiente para poder realizar el trabajo objetivamente; una vez acabado su cometido han de informar a la Dirección de todos los resultados obtenidos. La característica principal de la auditoria interna es, por tanto, la dependencia de la organización y el destino de la información. Hay autores, como E. Heviá, que la equiparan más a aspectos operativos, definiéndola como «el órgano asesor de la dirección que busca la manera de dotar a la empresa de una mayor eficiencia mediante el constante y progresivo perfeccionamiento de políticas, sistemas, métodos y procedimientos de la empresa»

3. Auditoria operativa

Revisión del sistema de control interno de una empresa por personas cualificadas, con el fin de evaluar su eficacia e incrementar su rendimiento.

La auditoria operativa consiste en el examen de los métodos, los procedimientos y los sistemas de control interno de una empresa u organismo, público o privado; en definitiva, se fundamenta en analizar la gestión.

También se conoce como auditoria de gestión, audito- ría de las «tres es» (economía, eficacia y eficiencia), auditoria de programas, etcétera.

La Intervención General de la Administración del Estado (IGAE) define la auditoria operativa como la revisión sistemática de las actividades de una entidad, efectuada por personal cualificado con el propósito de valorar las «tres es» (eficiencia, eficacia y economía) en el cumplimiento de los objetivos. La auditoria operativa no está regulada por la ley, ya que su objetivo es verificar la eficiencia de la gestión empresarial; su examen va más allá de los estados financieros, y los resultados de la actuación del auditor son para uso interno y privado.

4. Auditoria pública o gubernamental

En España, la actividad auditora de organismos e instituciones públicas es desarrollada por el Tribunal de Cuen­tas (TC) creado por Ley Orgánica en 1984, que depende de las Cortes Generales, con independencia del Ejecutivo.

La función de la auditoria pública, equivalente a la auditoria externa privada, es competencia del TC, sin perjuicio de las competencias atribuidas en la materia a las CC AA a través de sus Tribunales de Cuentas. Así mismo, el control financiero, semejante al control interno privado, corresponde a la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE), dependiente del Ministerio de Economía y Hacienda, según la Ley 38/1988 de Haciendas Locales que creó la denominada intervención con atribuciones sobre la fiscalización de las cuentas públicas. Existen a su vez otros organismos estatales que realizan esta función, como son la Intervención Military la Intervención General de la Seguridad Social.

5. Auditoria de sistemas

En esta modalidad podemos incluir lo que se conoce por auditorias especiales, como la auditoria medioambiental, auditoria informática y otras formas que empiezan a tomar nombre (económico-social, ética y otras). Especial relevancia ocupa la auditoria medioambiental, debido a la creciente conciencia social sobre asuntos relativos a la conservación y preservación de la calidad medioambiental (se trata de uno de los condicionantes actuales de la actividad humana que no había en épocas pasadas).

En este sentido, una de las contingencias que ocupa un lugar más significativo en las empresas es, precisamente, la de tipo medioambiental, debido a las presiones socia- les, a las propias administraciones con

legislaciones cada vez más rígidas, a los consumidores que exigen mayor calidad y al personal de las empresas por motivos de seguridad.

A este efecto, el ICAC ha creado la Resolución de 25 de marzo de 2002, por la que aprueba normas para el reconocimiento, valoración e información de los aspectos medioambientales en las cuentas anuales.

En consonancia con el medio ambiente y para dar respuesta internacional al cambio climático, se firma el Protocolo de Kioto, que es ratificado por los Estados Miembros de la Unión Europea, y para cumplir con el compromiso de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero se aprueba una directiva que se transpone a nuestro ordenamiento jurídico a través de norma legal que regula el régimen del comercio de derechos de emisión de gases de efecto invernadero, a través de un Plan Nacional de asignación de derechos. Para aplicación de la ley se aprueban normas para el registro, valoración e información de los derechos de emisión de gases de efecto invernadero. Como quiera que dichas normas crean la existencia de un nuevo inmovilizado inmaterial, serán objeto de análisis en el citado inmovilizado.

Dado que el proceso de información de una entidad está condicionado a los sistemas informáticos, se hace necesario el análisis de los mismos mediante lo que se conoce como auditoria informática. El objetivo gene­ral y el alcance de una auditoria no cambia en un entorno de sistemas informáticos (CIS) o proceso electrónico de datos (PED); pero el ordenador procesa y almacena la información de forma diferente a la que se hubiese hecho manualmente, y este hecho afecta a los procedimientos utilizados por la empresa para lograr un buen control interno. Del mismo modo, los procedimientos seguidos por el auditor se ven afectados por un entorno informatizado.

Analogías y diferencias

Dado que la función de la auditoria pública equivale a la auditoria externa, la principal característica que comparten los otros tipos de auditorias (externa, interna y operativa) es la independencia del auditor al emitir su opinión o evaluar la gestión de la empresa.

En la auditoria interna, esta autonomía se ha cuestionado, ya que existe una relación laboral con la empresa. Para salvaguardar el principio de independencia, el auditor interno debe ocupar un nivel jerárquico en la empresa suficiente para que se sienta respaldado en su actuación.

En la siguiente tabla se recogen algunas de las diferencias más significativas e importantes existentes entre los auditores externos, internos y operativos.

Diferencias entre los tipos de auditores

Diferencias entre los tipos de auditores




Agregar Comentario